miércoles

Renuncia del Dr. Jaime Jaramillo Panesso a la función de Comisionado de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación - CNRR

Medellín, mayo 31 de 2011

Señor Presidente de Colombia
JUAN MANUEL SANTOS
Señor Vicepresidente
AGELINO GARZÓN
Bogotá D.C.

Señores Presidente y Vicepresidente:

El Congreso de Colombia acaba de aprobar la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras. Esta ley crea una nueva operatividad institucional que reforma o sustituye la ley 975 de 2005, ley de Justicia y Paz, y por ende la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación, CNRR.- Este es un hecho normal y la CNRR tenía su mandato regulado en esta última norma citada. La nueva ley no concede a la CNRR el espacio y la acción política que tuvo bajo la ley de Justicia y Paz ni la responsabilidad social que se ganó durante su mandato. Con tales parámetros la Comisión deja de existir. La etapa de transición que el proceso exige, no requiere de nuestra existencia real ni virtual. Bastarán sus indicaciones para perfeccionar el tránsito rápido hacia las nuevas instancias operativas. En consecuencia y por cuanto el suscrito es comisionado de la CNRR, nombrado por el Ejecutivo en representación de la sociedad civil desde hace cinco años, presento renuncia a la función de comisionado.

Quiero manifestar que debo gratitud a quienes han sido mis compañeros de labor durante este trayecto y que me liga a ellos la experiencia y la amistad forjada en una actividad que los colombianos sabrán valorar en su momento. Digo sus nombres: Patricia Helena Perdomo, Patricia Buriticá, Oscar Rojas, Régulo Madero, Nel Beltrán y Ana Teresa Bernal. De igual manera a las distinguidas personalidades que por delegación representaron al Procurador, al Defensor del Pueblo, a los Ministros de Hacienda, del Interior y de Justicia y a la Agencia de Acción Social. Con énfasis cito a quienes guiaron y aglutinaron la CNRR durante estos años, el Vicepresidente de la República del período anterior, Francisco Santos, y su delegado permanente Eduardo Pizarro León-Gómez.

La CNRR es la instancia más noble y solidaria que ha creado la legislación colombiana. Deja una impronta en atención y reparación a las víctimas, la investigación de la memoria histórica, la incursión en el problema de la tierra y los despojos violentos, el seguimiento a la desmovilización de combatientes, la capacidad convocante de apoyos interinstitucionales y las relaciones con la comunidad internacional. Una parte sensible y de impacto coyuntural fue ejecutada por los Comités Regionales de Restitución de Bienes, que ya se preparan a dar tránsito de sus responsabilidades a quienes asuman sus funciones. Las sedes regionales y las áreas de la oficina central jugaron el papel determinante de su trabajo, encomendado a los mejores hombres y mujeres que calificaban para las tareas a realizar. No obstante, es enorme lo que falta por hacer. Por lo tanto la nueva institucionalidad, en manos del gobierno que ustedes dirigen, podrá contar con el plus político y técnico de la CNRR, si así lo decidieren.

Cancelo esta etapa de mi vida haciendo entrega del chaleco y el carnet que orgullosamente distinguen a los comisionados y laburantes de la CNRR. De igual manera pongo en sus manos la recepción del vehículo de mi esquema de seguridad personal y del escolta policial asignado para este mismo propósito.

Con respeto y solidaridad patriótica,



JAIME JARAMILLO PANESSO
CC. No. 3336421 de Medellín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario