jueves

Carta a la Opinión Pública de los Miembros Representantes, Desmovilizados y Postulados a la Ley de Justicia y Paz de las extintas Autodefensas Campesinas de Colombia


CARTA A LA OPINION PÚBLICA

EN LAS CERCANÍAS DE UNA NUEVA JORNADA ELECTORAL LIBRE Y DEMOCRÁTICA, LOS DESMOVILIZADOS DE COLOMBIA ACOGIDOS A LA LEY DE JUSTICIA Y PAZ Y SOMETIDOS DE MANERA VOLUNTARIA A LA JUSTICIA, RENOVAMOS NUESTRO FIRME CUMPLIMIENTO CON LOS COMPROMISOS QUE EN MATERIA POLÍTICA CONTRAJIMOS CON EL PAÍS.

Por espacio de varios años, hasta el 2006, la dirigencia de la desmovilizada organización de Autodefensas Campesinas, había dispuesto en el marco del conflicto armado colombiano la intervención directa en los procesos electorales, con el fin de construir y consolidar estructuras de poder local y regional, mediante las cuales se allanaran caminos para lograr una genuina representación de la organización en el seno del Congreso de la República. Las todavía inconclusas investigaciones de las autoridades judiciales dan cuenta hoy, de la verdadera dimensión que alcanzó el fenómeno intervencionista de la organización ilegal en la política del país.
Este singular episodio de la historia colombiana y del conflicto armado, hoy ha doblado definitivamente la página y quedará cancelado por siempre. Nadie, desde el Estado y por fuera del mismo, podrá afirmar con sustento en pruebas fidedignas que la dirigencia de la extinta organización armada, desde las cárceles ha quebrantado la palabra de respetar el libre curso de la iniciativa democrática en las próximas elecciones del 30 de octubre en Colombia. Nuestro celo en la observancia de los compromisos adquiridos con la Justicia, la sociedad y las víctimas, es insoslayable e irrenunciable.
Exhortamos a los colombianos para que masivamente concurran a las urnas, a decidir autónomamente la suerte futura de sus municipios y regiones, sin cortapisas o presiones de ninguna índole. La Colombia de hoy, en medio de múltiples problemas y dificultades, es, sin embargo, un país diferente al de apenas hace algo más de un lustro, cuando las comunidades estaban sometidas al fuerte influjo e intervención de múltiples actores armados ilegales, entre ellos las autodefensas. Aunque muchos problemas, especialmente de índole social y económica, subsisten y golpean con mayor intensidad a cierto sector de colombianos,  es evidente que el país respira un ambiente de mayor libertad democrática, ambiente que los electores deben aprovechar al máximo.

En punto de lo anterior convocamos a los ciudadanos de Colombia para que voten libremente por sus candidatos a las distintas dignidades públicas, incluso, denunciando ante las autoridades a quienes mediante coerciones o constricciones pretenden violentar su libre derecho. En este sentido hacemos un vehemente llamado a los miembros de las guerrillas y de los denominadas “bandas criminales”, para que en un gesto de solidaridad y respeto por las instituciones democráticas del país, se abstengan de interferir el proceso electoral del 30 de octubre próximo, permitiendo que Colombia vote libre y en Paz.

¡VIVA LA DEMOCRACIA Y LA PAZ!

Miembros Representantes, Desmovilizados y Postulados a la Ley de Justicia y Paz de la:

Cárcel La Picota de Bogotá.
Cárcel de Itagüí.
Cárcel Modelo de Barranquilla.
Cárcel Las Mercedes de Montería.
Cárcel Modelo de Bucaramanga.
Cárcel Modelo de Cúcuta.
Centro de Reclusión Especial para Justicia y Paz del Espinal.


Colombia, Octubre 26 de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario