martes

Carta del Comité de Presos Políticos de las Autodefensas Desmovilizadas dirigida al Comité Interinstitucional de Seguimiento a la ley de Justicia y Paz

Señores
COMITÉ INTERINSTITUCIONAL DE SEGUIMIENTO A LA LEY DE JUSTICIA Y PAZ
Ministerio del Interior
Ministerio de Justicia
Fiscalía General de la Nación
Procuraduría General de la Nación
Alto Comisionado para la Reintegración
Dirección General INPEC

Respetados Señores.

El Comité de Presos Políticos de las Autodefensas Desmovilizadas ex integrantes de los extintos Bloques Casa Castaño, Norte, Córdoba, Montes de María, Resistencia Tayrona y Mojana, recluidos en los Pabellones de Justicia y Paz de las Cárceles la Modelo de Barranquilla y las Mercedes de Montería, en nombre de todos los postulados a la Ley 975 de 2005 internos de estas cárceles, presentamos un respetuoso saludo convencidos que su gestión como direccionadores de la Justicia Transicional, Ley 975 de 2005, ayudara a consolidar la Paz, la Reconciliación y la Reinserción, anhelo común del pueblo Colombiano y del Estado que ustedes representan.
Una vez más nos dirigimos al Comité para colocarles en conocimiento la situación actual que se está viviendo en estos centros de reclusión y que tiene que ver con la población de postulados a la Ley de Justicia y Paz, afectando gravemente la sana y buena convivencia de los postulados recluidos en estos Pabellones, principio fundamental para la verdadera Reintegración del desmovilizado y el buen desarrollo de la Ley.

1-      El día 19 de Enero a la 01:40 horas de la madrugada, fueron sacados 57 postulados a la Ley 975 de 2005 de los patios 7A y 7B de Justicia y Paz de la cárcel las Mercedes de Montería, en operativo realizado por los Grupos Especiales de Reacción del INPEC, GRI.
2-      Los postulados fueron llevados de manera abrupta y en contra de su condición de radicados en la ciudad de Montería, para ser trasladados a la cárcel Modelo de Barranquilla, situación esta que ya había sido denunciada por los representantes de estos pabellones en misiva anterior enviada a este Comité, fechada el día 6 de diciembre del año anterior.
3-      Tal como lo había enunciado el director Regional Norte del INPEC en la visita que realizo a Montería el pasado 5 de diciembre, posterior al traslado de los 57 postulados procedió a ordenar el cierre del patio 7B de población carcelaria de Justicia y Paz, inmediatamente recluyeron allí una población carcelaria correspondiente a la Justicia permanente u ordinaria, los denominados “presos sociales”, colocando en riesgo permanente la integridad física de los más de 70 postulados que quedaron recluidos en el patio 7A, debido al inevitable contacto de la cercanía y la única entrada que existe para estos dos patios, como así mismo el único espacio existente para la entrega y manipulación de los alimentos.
4-      Los 57 postulados trasladados a Barranquilla, fueron recluidos en el patio central donde esta otra población de postulados, generando con ello un problema de hacinamiento y dejando en condiciones muy precarias, durmiendo en pasillos a los postulados trasladados, cuando ellos en Montería por lo menos estaban en condiciones dignas en sus celdas asignadas, generando así también problemas en las condiciones de reclusión que tienen los postulados  en el patio central, pues ya estaban totalmente copadas las celdas allí existentes.
5-      Sumado a todo lo anterior la actitud agresiva y de atropello que está recibiendo no solo la población de postulados, sino mas grave aun, las familias los días de visita en la cárcel Modelo de Barranquilla por parte de la guardia, quienes abusan del procedimiento de requisa a las mujeres visitantes, además que las exponen a la mirada de guardianes morbosos cuando ese procedimiento debe ser respetando la dignidad humana de las visitantes, igualmente la devolución de los alimentos que llevan las visitas, teniendo que arrojarlos a la basura por las inquisidoras y absurdas exigencias de la guardia, aduciendo que es orden del director y el teniente Cdte. de vigilancia de este centro carcelario.
Por todo lo anteriormente expresado nos dirigimos al respetado Comité, para expresarles que no encontramos lógica o explicación alguna a las determinaciones arbitrarias y contrarias a la naturaleza de la Ley 975 de 2005, teniendo como principal responsable y ordenador de las mismas al director de la Regional Norte del INPEC, pues mientras el Gobierno Nacional, la Honorable Corte Suprema de Justicia, las Salas de Justicia y Paz de los diferentes Tribunales Superiores, la Fiscalía General de la Nación, la Procuraduría General de la Nación, la Alta Consejería para la Reintegración, la MAPP – OEA y la misma Dirección General del INPEC, hacen ingentes esfuerzos por sacar adelante el proceso de Justicia Transicional, en esta regional norte pareciera se le apunta a todo lo contrario.
Se han abierto nuevos pabellones en otras ciudades, salas de audiencias y versiones tanto presenciales como virtuales, se llevan las audiencias a los sitios donde sucedieron los hechos con alta participación de las diferentes instancias comprometidas con el proceso, se han incrementado los programas de estudio y de trabajo al interior de los pabellones, todo ello de la mano de la Dirección General y mientras tanto una dirección Regional del
INPEC, muy seguramente con informes infundados y distantes de la realidad que vivimos la población de Justicia y Paz, esta cercenando las pocas posibilidades que tenemos los postulados de encontrar oportunidades de reintegración al interior de los centros carcelarios que esta regional tiene a su cargo, como así mismo de recibir el respeto que nuestras familias merecen como seres humanos con dignidad, además de ir en total vía contraria a las condiciones que esta Ley Transicional y el resultado de un Proceso de Paz requiere para la consolidación del mismo.
Mientras celebramos la apertura de mas pabellones de Justicia y Paz en ciudades como Bogotá, Itagüí, Bucaramanga, Cúcuta, la creación de Centros de Reclusión Especiales para la Justicia y la Paz en el Espinal y Chiquinquira, en esfuerzos mancomunados por parte del Gobierno Nacional a través de la Dirección General del INPEC, en la Región Caribe pareciera que la tendencia es a acabar con lo poco que queda de Justicia y Paz, primero fue el cierre de Urra en Tierralta (Cord), ahora el cierre del patio 7B en la cárcel las Mercedes de Montería, la violación al Régimen Especial de Justicia y Paz en Barranquilla, todo ello sin tener en cuenta que precisamente Córdoba fue el epicentro de la expansión del fenómeno de las Autodefensas Campesinas en gran parte del País, lo que hace que la mayoría de los postulados a esta normatividad sean precisamente oriundos de este Departamento.
Por eso es inentendible la actitud y decisiones por parte de quienes representan al INPEC en esta región del País, el desconocimiento de la Ley de Justicia y Paz y su naturaleza de ser una Ley creada para la REINTEGRACIÓN del combatiente es total, el desconocimiento del Régimen Especial de Reclusión para esta población es igual, la condición de hombres y mujeres que provenimos fruto de un Proceso de Paz y que de manera VOLUNTARIA llegamos a tocar las puertas de nuestros carceleros es total y absurda, de ahí que la inevitable desesperanza, angustia e inseguridad hoy sea el diario vivir de todos los postulados acá recluidos.
Hacemos un respetuoso pero URGENTE llamado al Comité Interinstitucional de Seguimiento a la Ley de Justicia y Paz, para que intervenga de forma inmediata en esta región del País y con sus sabias decisiones se retome el rumbo para bien del proceso y las victimas y se vuelva a recobrar la confianza entre quienes somos los protagonistas y destinatarios directos de una Ley creada para la Paz y la Reconciliación, así mismo ejes fundamentales en la Reconstrucción de la Memoria Histórica del Conflicto a través de la VERDAD, principio reparador por excelencia.
No nos cabe la menor duda que la Dirección General del INPEC tomara atenta nota de esta urgencia manifiesta y ordenara los correctivos necesarios para tranquilidad de quienes hacemos parte de este Nuevo Marco de Justicia Transicional para la Paz, como así mismo estamos convencidos que los Señores Fiscales adscritos a la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y la Paz, asignados a los despachos competentes para estas antiguas estructuras de Autodefensas, harán lo propio en pro de retomar la tranquilidad necesaria
de quienes somos sus versionados y testigos excepcionales de los procesos judiciales que en este marco de Justicia Transicional tienen a su cargo.
Finalmente invitamos a los delegados o representantes del Comité Interinstitucional para que en los días siguientes al recibido de esta misiva, puedan hacer presencia en estos establecimientos y de esta manera conocer directamente las condiciones y dificultades que los postulados acá sufrimos, además de retomar la interlocución tan necesaria para la culminación exitosa del Proceso de Paz adelantado con las extintas Autodefensas Campesinas de Colombia.
Con nuestro acostumbrado respeto.


COMITÉ DE PRESOS POLITICOS DE LAS AUTODEFENSAS DESMOVILIZADAS

Bloques: Casa Castaño – Norte – Córdoba – Montes de María – Resistencia Tayrona – Mojana

Cárceles Modelo de Barranquilla y Mercedes de Montería, Enero 25 de 2012.
c.c.  Jefe MAPP – OEA


Noticias Relacionadas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otros Comunicados