jueves

Carta enviada al Comité Interinstitucional de Seguimiento a la Ley de Justicia y Paz

Penitenciaria la Picota de Bogotá, Agosto 8 de 2012
 
Señores
COMITÉ INTERINSTITUCIONAL DE SEGUIMIENTO A LA LEY DE JUSTICIA Y PAZ
Ministerio del Interior
Ministerio de Justicia
Fiscalía General de la Nación
Procuraduría General de la Nación
Agencia Colombiana para la Reintegración
Dirección General INPEC
 
De nuestra mayor consideración y respeto.

Los Miembros Representantes en la mesa de negociación del Proceso de Paz ante el Estado Colombiano representado por el Gobierno Nacional, acordamos durante las diferentes etapas del proceso de negociación, establecer unas condiciones mínimas que permitieran el buen desarrollo y avance de todas las fases del Proceso de Paz; desmovilización, postulación y puesta en marcha de la Ley de Justicia y Paz, reglamentación para los centros de Reclusión Especiales para la Justicia y la Paz y todos los programas complementarios para nuestra Reintegración plena a la Sociedad.

Durante toda esta década del Proceso de Paz en la que los últimos 6 años han sido dedicados al componente jurídico del mismo, la Sociedad Colombiana ha visto los resultados de nuestro compromiso con la Verdad, la Justicia y la Reparación, voluntad que se ha mantenido y se mantendrá inquebrantable por parte de los postulados a la Ley 975 de 2005, siendo la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y la Paz el mejor testigo de los resultados, que hoy se ven reflejados en las estadísticas que sobre el proceso y la Ley están consignados en sus informes.

En el año 2006 después de nuestra presentación voluntaria al sometimiento de la Ley de Justicia y Paz, en común acuerdo dentro de la Mesa de Negociación con el Gobierno Nacional representado por el señor Ministro del Interior y Justicia (cartera para la época), el señor Alto Comisionado para la Paz, el Director General del INPEC, los Miembros Representantes de las desmovilizadas Autodefensas Campesinas, con el acompañamiento permanente de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz, MAPP-OEA y la Iglesia Católica, se acordó y se elaboro el primer Reglamento para los Centros de Reclusión Especial para la Justicia y la Paz, dentro del cual se establecieron las herramientas que facilitaban el buen desarrollo y avance del proceso y la Ley, entre los cuales se encuentran incluidos los medios de comunicación permanentes con el mundo exterior, computadores con acceso al Internet y teléfonos celulares para los Miembros Representantes y hasta un 40% de la demás población de postulados de los diferentes sitios de reclusión.

Durante estos 6 años se ha venido recortando el Reglamento inicial suprimiendo herramientas de suma importancia para el buen avance del proceso, entre otros cambios se limito el uso del teléfono celular a los Miembros Representantes, se suspendió el servicio de internet en todos los pabellones de Justicia y Paz, perdiendo con ello gran parte de la interlocución con la demás población de postulados y de desmovilizados comprometidos con los procesos judiciales.

Hoy con mucha preocupación observamos que el único medio que teníamos de comunicación con el mundo exterior, ha sido suspendido de manera abrupta con la instalación de bloqueadores de señal en el Pabellón de Justicia y Paz (ERE 3) de esta penitenciaria, lo que sería un nuevo cambio unilateral en el Reglamento actual, sin valorar en su real dimensión las bondades que este medio de comunicación le ha facilitado al proceso, solo por dar dos ejemplos, gracias a estos celulares se logro la comunicación con miles de desmovilizados que fueron incentivados para su acogimiento voluntario a la Ley 1424 de 2010, otro aspecto a resaltar es el papel vital que presta este medio de comunicación en la ubicación de fosas, siendo de este último aspecto testigos excepcionales los Fiscales encargados de exhumaciones.

Si hablamos de la imperiosa necesidad de restablecer el servicio de internet en los pabellones de Justicia y Paz, no es menos importante esta otra herramienta, pues además de haber servido de eficiente canal de comunicación con Fiscales, Investigadores, desmovilizados, entre los mismos postulados, a medida que ha transcurrido el proceso el numero de postulados comprometidos y avanzando en los diferentes procesos académicos ha ido aumentando, solo en este pabellón las estadísticas de hoy nos permiten dar a conocer que 12 postulados adelantan estudios superiores con la Universidad IDEAS, Facultad de Derecho, 5 postulados adelantan estudios con la UNAD, Facultades de Veterinaria y Zootecnia, Agronomía, Administración y Filosofía y 2 postulados los adelantan con la Universidad Santo Tomas, Facultad de Filosofía, sumado a las carreras técnicas con el SENA, los 2 Diplomados realizados con el Instituto de Altos Estudios Europeos IAEE, que permitió graduar a 12 postulados como Gestores de Paz y a 8 postulados en Nociones Jurídicas en un Estado Democrático de Derecho, los diferentes Foros Académicos adelantados con el Observatorio de Desarme, Desmovilización y Reinserción, ODDR de la Universidad Nacional, sin numerar los postulados que adelantan sus estudios de secundaria y básica primaria, aspectos que han sido altamente valorados por la Magistratura de Justicia y Paz, siendo incluso resaltados en las diferentes sentencias proferidas por la Honorable Corte Suprema de Justicia en el marco de esta Ley Transicional y en las visitas realizadas por la Magistratura a los pabellones de Justicia y Paz.

Todo lo anterior expuesto son argumentos suficientes para llevar a los Miembros Representantes y Comité de Presos Políticos de las Autodefensas Desmovilizadas, a solicitar de manera respetuosa se restablezca el servicio del teléfono celular, levantando los bloqueadores que sobre este pabellón fueron activados, como así mismo se permita nuevamente la instalación del servicio de internet, en las mismas condiciones que se tuvieron desde el inicio de nuestro acogimiento a la Ley.

Sabemos y entendemos que los escritos extensos no son tan llamativos para su lectura, pero ante la ausencia de interlocución, los constantes escritos o cartas sin respuesta y las repetidas invitaciones a retomar el dialogo con los Representantes de la población de postulados, igualmente sin respuesta, nos vemos obligados hacer extensos en nuestros escritos, para lograr la comprensión y entendimiento de unos temas que quisiéramos y debiéramos desarrollar en reuniones periódicas con el Comité o con quien considere el mismo, pueda estar representado para estos necesarios encuentros.

Reiteramos nuestro compromiso en continuar avanzando en los caminos que conduzcan a nuestra Nación a lograr la tan anhelada Paz.





Otros Comunicados