martes

Comunicado a la Opinión Pública - Marcha por la Paz y la Reconciliación


El asesinato del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, el 9 de abril de 1948, marcó un punto de inflexión en la historia reciente de Colombia, pues, su fatídica muerte, desató una ola de violencia que llega hasta nuestros días. Durante estas décadas de desolación y muerte, el conflicto armado colombiano ha tocado todos los rincones de la geografía nacional, dejando una estela de víctimas en todos los estratos sociales, especialmente en los más desfavorecidos. Por el significado de esta fecha para nuestra experiencia histórica como nación, el día de hoy podrá ser considerado en el futuro como el inicio de la reconciliación entre todos los colombianos.  Rogamos para que estas claras manifestaciones de respaldo al proceso de paz que se adelanta en La Habana entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las FARC, sirvan para trazar los caminos de una paz estable y duradera para todos y dejarle a las generaciones venideras un país reconciliado y próspero.

Los desmovilizados de las Autodefensas Unidas de Colombia, comprometidos con la construcción de una patria justa y en paz ‒‒ y especialmente quienes desde las cárceles y los estrados judiciales asumimos la responsabilidad histórica con la verdad, la justicia y la reparación‒‒ respaldamos y miramos con esperanza este proceso de paz, y nos sumamos a las voces del pueblo colombiano que claman por la reconciliación, el perdón y la grandeza de nuestra patria.

Un sincero saludo para los marchantes. ¡LA PAZ ES PARA TODOS!


DESMOVILIZADOS DE LAS AUTODEFENSAS UNIDAS DE COLOMBIA



Colombia, Abril 9 de 2013.

2 comentarios:

  1. Paz y justicia verdadera es el legado que la historia nos deja ; el verdadero compromiso de cada uno de los colombianos nos libera de las cadenas que hemos querido llevar históricamente. Servir y perdonar .

    ResponderEliminar
  2. La confrontación tiene su natalicio en la corrupción de la clase dirigente. Nunca superaremos el conflicto ni la desigualdad en mentes, mientras el erario del pan y la educación se desvían criminalmente a las arcas de unos poderosos. Se requiere justicia judicial; así como dignidad humana para un pueblo y justicia social. Grandes prebendas legales y políticas de un Gobierno negociador y como azafata de vuelo, un fiscal con personalidad hermeutica neuronal, que no pretende reconocer Bojaya, Teteyé, Las Delicias, El Nogal, Puerres, 11diputados acribillados. Y desvían con participación en política, la quimera de reparación ante sus víctimas. Es verdad, la paz necesita vestirse de sacrificada, pero también convengamos, que no ha este precio, porque no hay derecho.

    ResponderEliminar