domingo

La hora del encuentro, testimonios de Reconciliación


EDITORIAL
Colombia, Marzo de 2014

Fuente: http://www.fiscalia.gov.co/
Libro: La Hora del Encuentro
Testimonios hacia la Reconciliación 
Si Dios lo permite y los tribunales completan su arduo trabajo será 2014 el año de la libertad para cientos de postulados a Justicia y Paz. Nos auguramos que definitivamente los astros estén alineados en la dirección de la Paz y que la sociedad colombiana produzca el milagro de convertir esta situación inminente en un acto de Reconciliación. No se trata de olvidar el pasado sino de caminar juntos hacia un futuro que Colombia merece. Aprender de lo vivido, extraer enseñanzas de lo padecido y estimular ambientes de arrepentimiento y perdón solo será posible si todos los ex combatientes desmovilizados, sin excepción, asumen en sus corazones el espíritu de Reconciliación como un don que no se nos regala gratuitamente, sino como un trabajo de perfeccionamiento interior y de construcción de obras de Paz que demuestren fehacientemente a la sociedad que nos hemos tomado el presente con seriedad y compromiso, como una segunda oportunidad que la vida nos da para que esta vez no la desperdiciemos, no la malogremos con actitudes y comportamientos indignos de lo mucho y bueno que Colombia espera de nosotros.

Si los ojos del país y del mundo estarán muy pronto puestos sobre todos nosotros, no podemos ni debemos confirmar en sus temores a quienes dudan aún sobre la conveniencia del paso a dar por la Justicia al otorgarnos la libertad, y tampoco podemos ni debemos desentendernos de la misión que juramos abrazar para ser todos y cada uno de los días de nuestra vida futura hacedores de Paz, constructores de Reconciliación, ejemplos de buena conducta y humildes servidores del bien común.

Templemos el carácter y fortalezcamos nuestros buenos propósitos los postulados de Justicia y Paz para darles buenas razones y suficientes motivos a quienes están dispuestos a creer en nuestra capacidad de enmienda y rectificación, entre ellos ciertamente los jueces y fiscales que acompañaron todos estos años de duras pruebas y afirmación de la Justicia Transicional en Colombia. Hemos sido pioneros en estas lides jurídicas y hasta ‘conejillos de indias’ en ocasiones, pero lejos de ser motivo de escarnio esto debe constituir para nosotros un legítimo orgullo personal, en el sentido que no sin tropiezos ni tremendas angustias, abrimos un ancho camino a la Paz y la Reconciliación, a partir de nuestras verdades, nuestras reparaciones y nuestro sometimiento incondicional a la Justicia. Si miramos hacia atrás con objetividad y sin prejuicios veremos que el camino recorrido por duro que haya sido y lo siga siendo, fue el camino del cual no podíamos ni debíamos desertar para devolverle a Colombia la esperanza sobre que era posible poner punto final a la confrontación armada y al mismo tiempo abrir nuestro corazón al corazón de las víctimas, acercándonos a ellas, reconociendo el daño provocado por nuestras acciones, y pidiendo humildemente Perdón, mil veces Perdón e infinito Perdón, por todo el mal causado.


A propósito de lo que estamos diciendo aquí, sentimos hoy necesidad de compartir con todos ustedes postulados y desmovilizados de todos los bandos del conflicto armado, y también con el universo de lectores que se interesan por nuestras manifestaciones públicas, el técnicamente riguroso e imprescindible material escrito e ilustrado al que hemos podido acceder hace solo unos pocos días. Se trata de una publicación originada en la Fiscalía General de la Nación, titulada La hora del encuentro – Testimonio hacia la Reconciliación, que pueden hallar el texto completo aquí mismo en nuestro órgano de difusión www.reconciliemonoscolombia.com y en la página web de la Fiscalía general de la Nación http://www.fiscalia.gov.co/en/wp-content/uploads/2012/03/victimas.pdf



Fuente: http://www.fiscalia.gov.co/
Libro: La Hora del Encuentro
Testimonios hacia la Reconciliación 

A través de la memoria de dos postulados, Luis Arlex Arango, “Chatarro”, y Manuel de Jesús Piraban, “Pirata”, se logró en 2012 conocer a sus víctimas y por íntima decisión de ambos el encuentro entre víctimas y victimarios se produjo, facilitado por la encomiable gestión de la Fiscal General de ese entonces Dra. Viviane Morales Hoyos, y de quien fue la Jefe de la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y la Paz, Dra. Elba Beatriz Silva Vargas, comprometidas ambas en su labor con los principios de Perdón y Reconciliación.



Fuente: http://www.fiscalia.gov.co/
Libro: La Hora del Encuentro
Testimonios hacia la Reconciliación 
El solo imaginarnos lo que es ir a cada una de esas casas de las víctimas y familias que perdieron sus seres queridos y ver sus rostros y tratar de explicar lo inexplicable, nos habla del valor y el arrepentimiento sincero que tienen estos dos amigos y ex Jefes AUC. Estos son los actos que debemos emular y hacer trascender, dar a conocer a la opinión pública, porque aquí está la verdadera esencia del proceso de Justicia y Paz, el verdadero objetivo, que es recibir el Perdón de las víctimas y con ello allanar los verdaderos caminos de Reconciliación.






Fuente: http://www.fiscalia.gov.co/
Libro: La Hora del Encuentro
Testimonios hacia la Reconciliación 
Leer este tesoro de investigación y sensibilidad, enriquecido por textos conmovedores y fotografías dotadas de un arte superior permite introducirnos en un mundo de indescriptible riqueza humana, donde resultan inevitables las lágrimas, también los sollozos imposibles de contener, en un derrame desbordante de imágenes y vivencias de cuyo dolor inenarrable se desprende toda la inmensa tragedia de la guerra y sus consecuencias.

De este libro todos somos protagonistas, nada de lo allí presentado nos es ajeno, y precisamente esta posibilidad de ser expresados a través de ellos es que vuelve infinito nuestro agradecimiento y reconocimiento a quienes hicieron posible este documento que nos retrata a todos nosotros, colectivo que somos, sin dejar de ser en la soledad de nosotros mismos, únicos con nuestra identidad y nuestro pasado a cuestas.

En estos días y meses previos al tan anhelado regreso a casa y a la civilidad hacemos un ferviente llamado a estar a la altura de lo que Colombia necesita y espera de todos nosotros, y a volver más asidua y fértil la reflexión y la tranquilidad de espíritu, haciendo manifiesta la certeza que nuestra salida en libertad redundará en más y mejores encuentros con nuestras víctimas y con nuestros antes enemigos, hacia quienes tendemos nuestras manos y nuestro corazón.

Por esto y tantas cosas más, gracias, mil gracias e infinitas gracias, compañero Luis Arlex Arango, compañero Manuel de Jesús Piraban.

Así como supieron dejar indelebles huellas en el camino de la Reconciliación, contamos siempre con ustedes para caminar en la misma dirección, hacia las mismas metas de Paz y Perdón, por Colombia, por todas las víctimas y todos los victimarios de una guerra cruel y absurda, que debe terminar ya, porque mañana es tarde.


Comité Editorial.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otros Comunicados