jueves

Carta al Presidente de la República doctor Juan Manuel Santos Calderón por Salvatore Mancuso Gómez y Edward Cobos Téllez



DOCTOR
JUAN MANUEL SANTOS CALDERÓN
PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA
E. S. D.


Por razones de la vida, SALVATORE MANCUSO GÓMEZ Y EDWAR COBOS TÉLLEZ nos cruzamos en nuestros caminos y tomamos en tiempos diferentes decisiones que hoy no solo lamentamos, sino también tratamos a pesar de nuestras limitaciones de enmendar, y lo hacemos reconociendo nuestros errores y mostrándoselos a los demás para que entiendan que nada justifica atentar contra otro ser humano,  menos cuando hemos luchado por ideales y causas que puede que algunos piensen que sean nobles y románticas en sus orígenes, pero que la práctica de la guerra contamina y degrada por la ciega y desmedida ambición de victoria y poder, tragedia que ha cobrado el sacrificio de miles de vidas sobre el maligno altar de la perversidad ideológica y la intolerancia política, y que solo ha dejado dolor, destrucción y muerte.


Soy SALVATORE MANCUSO GÓMEZ, fui víctima de las guerrillas en Colombia, objeto de extorsiones, amenazas, atentados, hurtos, abigeato, etc., por parte de las FARC desde comienzo de la década de los 90, desde esa época vi morir por cuenta de la guerrilla a muchos amigos y a otros los observé abandonar sus propiedades, SOY VÍCTIMA DEL ACCIONAR DE LA GUERRILLA DE LAS FARC.

Soy EDWAR COBOS  TELLEZ, fui víctima de la guerrilla colombiana desde cuando era solo un niño, a la edad de los doce años recibí un disparo en la cabeza de manos de un guerrillero del frente 20 de las FARC, luego en dos oportunidades fui secuestrado, la primera vez por el frente 37 de las FARC, secuestro del cual me fugué después de sufrir los vejámenes a los que fui sometido, el segundo secuestro fue a manos de un reducto del ELN, esa vez, pagué para que me liberaran, SOY VÍCTIMA DE LA GUERRILLA DE LAS FARC Y DEL ELN.

Cuando en el pasado nos sentimos amenazados por la guerrilla buscamos protección y ayuda en el Estado Colombiano, pues era la única instancia legal y constitucional a la cual recurrir, la respuesta fue que nos reclutaron, entrenaron e hicimos parte de una POLÍTICA DE ESTADO para enfrentar y combatir a la guerrilla, como miembros de las autodefensas combatiendo a la guerrilla hicimos mucho daño a la sociedad civil, a nuestros hermanos, en esa lucha armada sin sentido, hombres bajo nuestro mando dejaron viudas, huérfanos, a familias sin nada, cometiendo entonces el ominoso pecado de tomar la vida de nuestros prójimos en mano, creyendo equivocadamente por quienes nos alentaban, que empuñábamos las armas de la patria y la libertad. Qué equivocados estábamos, en el fragor de la guerra ejecutamos muchísimas e injustificables acciones bélicas por orden no solo de nuestros máximos comandantes, sino también, por orden o petición de personas pertenecientes a los diferentes estamentos del Estado colombiano y de sus instituciones,  y lo insólito fue que en medio de esa guerra terminamos perdiendo a aquellos que supuestamente estábamos defendiendo, por eso SOMOS VICTIMAS DE UNA NEFASTA POLÍTICA DEL ESTADO COLOMBIANO, SOMOS LA PRUEBA VIVIENTE DEL PARAMILITARISMO DE ESTADO Y TAMBIÉN SOMOS VICTIMARIOS.

Desde el año 1997 comenzamos a buscar salidas negociadas al conflicto en el que estábamos involucrados y en el que actuábamos como inclementes juzgadores y ejecutores en contra de nuestros propios hermanos, desde esa fecha, entendimos que haber permitido que nos vincularan al conflicto armado fue oprobioso y buscamos opciones diferentes a la guerra, lo intentamos, pero paradójicamente cuando más buscábamos opciones alternas a la confrontación militar, más nos cerraban los caminos y envolvía y enceguecía la guerra, no nos dejaban opción diferente que seguir empuñando un arma y tristemente fueron las peores épocas vividas por todos nosotros.

Nuestro esfuerzo por buscar una salida negociada al conflicto armado que protagonizábamos como autodefensas, por fin comenzó a ver caminos diferentes, la persistencia logró que se diera el tan anhelado proceso de paz y reconciliación.

Somos victimarios, pero también nos dimos cuenta de nuestro error, por eso lideramos la propuesta para alcanzar un proceso de paz, no escatimamos esfuerzos para lograrlo, arriesgamos hasta nuestras propias vidas, aún más que cuando estuvimos en el máximo fragor de la guerra para alcanzarla, era lo menos que podíamos hacer por aquellos que en el pasado habíamos dañado, fue el inicio del recorrido de nuestro camino a la contrición.

En el año 2004 previo los acercamientos y negociaciones adelantadas con el Gobierno Nacional en representación política del Estado, iniciamos la desmovilización de más de treinta mil hombres que estaban al servicio de una de las peores causas que la humanidad pueda concebir: la Guerra. Esa circunstancia nos permite hablarles a ustedes y exponerles la experiencia que para nosotros y quienes nos acompañaron en esta lucha ha significado este camino, doloroso, difícil, agobiante e inseguro de la paz, pero sin lugar a dudas la mejor elección que pudimos tomar y de la cual nunca nos arrepentiremos.

Fuimos ex comandantes de los Bloques Catatumbo, Córdoba, Norte, Montes de María, ex miembros del Estado Mayor de las Autodefensas Unidas de Colombia, hoy somos desmovilizados, víctimas de la política del paramilitarismo de Estado, víctimas de la guerrilla, postulados al proceso de Justicia y Paz, como padres e hijos, fuimos pilares para lograr los acuerdos que permitieron desmovilizar más de 32.000 combatientes, hicimos parte de las negociaciones entre el Estado Colombiano y las AUC, lideramos el avance de la etapa judicial del proceso transicional,  fuimos pioneros en la reparación de víctimas, erradicamos miles de hectáreas de cultivos ilícitos, desarrollamos proyectos productivos, lideramos la reconstrucción histórica de la verdad y la evolución jurídica de este proceso de Justicia transicional,  somos víctimas y también victimarios, en nosotros convergen todas estas calidades, lo que sin lugar a dudas nos permite tener una visión, el conocimiento y una experiencia maduras que colocamos a su disposición, del Gobierno  Nacional, de las víctimas, de las autoridades judiciales y administrativas del país,  de los guerrilleros de las FARC que están inmersos en los diálogos de negociación en la Habana, Cuba, estamos seguros que podemos aportar muchísimo en el trascendental proceso de paz que hoy se está desarrollando con las FARC en la Habana.

De manera respetuosa, solicitamos en nombre propio y en el de miles de desmovilizados y postulados que en el pasado nos acompañaron en la guerra y ahora lo hacemos en la senda de la paz, que seamos escogidos entre las personas que se sentarán en la mesa de negociación en calidad de víctimas y que nos permitan hacerlo además, en calidad de ex actores del conflicto armado, ESTAMOS COMPLETAMENTE SEGUROS QUE POR LA DOBLE CALIDAD VICTIMAS - VICTIMARIOS QUE OSTENTAMOS, AUNADO A LA EXPERIENCIA DE LO VIVIDO Y CONSTRUIDO CON NUESTRO PROCESO DE PAZ Y LA LEY DE JUSTICIA TRANSICIONAL, NOS PERMITIRÁN APORTAR DE MANERA DECISIVA EN LA CONSTRUCCIÓN DEL CAMINO DE LA RECONCILIACIÓN.

Aspiramos que nos permitan aportar en bien de la paz, y del país, siendo y acompañándolos, a los miembros representantes del Gobierno nacional y a los miembros de las FARC, como CONSTRUCTORES DE PAZ, abriéndonos un espacio en las mesas de diálogos, con el único fin de expresarles la experiencia que este proceso de justicia y paz nos ha permitido vivir, sus aciertos, fortalezas, inseguridades, vacíos, errores, y sugerencias para alcanzar el logro de la paz.  

El tema de las víctimas es seguramente el más edificante de todos. Ellas hacen presencia en un escenario donde reclaman ser visibilizadas y redimidas en su dignidad y la de sus familiares. Es quizás el espacio más sublime, más sagrado de un proceso de paz. El encuentro no mediado por la arrogancia de las armas y el miedo, sino por la franqueza y la fortaleza que otorga el dolor y que exige una explicación, una verdad y sobre todo la reparación moral de mirar a los ojos y decirles con humildad sincera, que fue errado el camino de la guerra y que solo podemos pedir el Perdón del corazón…el Perdón que talvez no merecemos, pero que necesitamos principalmente para nuestro espíritu de hombres y mujeres y podamos vivir en paz con nosotros mismos.

Ustedes representantes del Gobierno y miembros de las FARC NO SE VAN A ENFRENTAR a las víctimas, como lo anuncian los medios de comunicación! NO!!! Se van a ENCONTRAR con las víctimas, eso es muy diferente, es un momento indescriptible, tal vez ha sido lo más difícil de nuestro proceso, es parte de la redención, hace parte del camino para la reconciliación y es más duro cuando escuchamos de parte de algunas víctimas que no nos perdonan, eso es inenarrable…. Como enseña Piero Calamandrei, “la Justicia nace del dolor….” y ese dolor que desde diversas esquinas hemos sembrado debe ser redimido en actos de justicia y reparación a las víctimas: ellas son sagradas y merecen todo nuestro fraterno y cálido respeto.

Nos dirigimos a ustedes no como los excombatientes de las extintas Autodefensas Unidas de Colombia que conoció el país, sino como los hombres en el camino de la contrición, de la construcción y búsqueda de la paz que hoy somos y que día tras día y noche tras noche, pedimos a DIOS, a las víctimas, a la sociedad Colombiana, a nuestras familias y a la humanidad entera, el perdón que talvez no merecemos, pero que necesitamos para redimir nuestra humanidad y nuestra paz interior.

Por su carga humana y simbolismo ejemplificador nos ha conmovido muy íntimamente el caso de GUSTAVO ESTÉVEZ RODRÍGUEZ, alias “Zapato Fino”, desmovilizado del Bloque Catatumbo, quien se encuentra actualmente recluido en la cárcel de Cúcuta. El 31 de agosto de 2002, fue víctima y resultó herido en un atentado con explosivos realizado por parte de las FARC, en esa acción criminal también resultó herida su esposa Maribel y su hijo Wilmer quienes afortunadamente sobrevivieron, pero tristemente en esa despiadada acción, inhumana e inexplicable fueron asesinados HENRY y JHONY dos hijos, dos niñitos, la orden de atentar contra esa familia fue dada por FÉLIX MARÍA QUINTERO miembro de las FARC.

El año pasado la calma que se vive en la cárcel de Cúcuta, muy especialmente en el patio de Justicia y Paz se rompió, por decisión de las autoridades carcelarias ingresaban a ese sitio tres desmovilizados de las FARC, y lo que antes era tranquilidad en ese momento se transformó en una tensión permanente, afloraron sentimientos encontrados como el miedo, la ira, la venganza. La inseguridad y el dolor envolvieron a los postulados, había llegado al patio FÉLIX MARÍA QUINTERO, desmovilizado de las FARC, el mismo que había dado en el pasado la orden de atentar contra la vida de GUSTAVO ESTÉVEZ RODRÍGUEZ, alias “Zapato Fino” y su familia.

La verdad nos cuentan los postulados de las AUC detenidos en dicho patio, que los sentimientos fueron confusos y  cualquier cosa podía pasar, pero pudo más el amor y apoyo de su esposa, de su familia, de sus excompañeros de combate, de sus amigos,  apareció la misericordia de DIOS y la firme decisión de todos los postulados de no volverse a equivocar, tomaron la decisión de no confrontar a esas personas, ex guerrilleras desmovilizadas, por el contrario, se les protegió y fueron atendidos como un colombiano más que había tomado la decisión de corregir el camino, fueron tratados como uno más de la nueva familia. Sin embargo, lo más especial aún no había ocurrido, se rompieron las cadenas del miedo, de la venganza, del odio, de la muerte y el amor brotó de quienes en el pasado eran férreos enemigos, “ZAPATO FINO” quien estuvo al borde de la locura al ver al hombre que había matado a sus dos hijos, a sus dos niñitos, abrió en su corazón la puerta del perdón y la reconciliación.

“Zapato Fino” desmovilizado de las AUC y su familia, y FÉLIX MARÍA QUINTERO desmovilizado de las FARC, nos han mostrado a todos los colombianos el camino a seguir, sembraron la semilla de la paz, nos han permitido vivir el mejor ejemplo de reconciliación, de que sí es posible a pesar de todos los obstáculos que nos perdonemos y consigamos la paz que tanto anhelamos.

Sabemos que este ejemplo de amor y perdón, es la mejor invitación para que los colombianos apoyemos incondicionalmente el proceso de paz entre el Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos y las FARC. Si lo permiten, es nuestro deseo y compromiso, seguir aportando para construir un país mejor, por eso imploramos nos permitan un espacio en la mesa de negociación de la Habana, para pedir una vez más perdón a todos los colombianos, a las víctimas de las AUC, y dada esa ocasión, participar presencialmente de ese gran encuentro de perdón y reconciliación mutuo entre guerrilleros y ex AUC, con quienes en el pasado también nos hicimos daño y les causamos tanto dolor a nuestras Familias.

Por último, estamos seguros que la hora ha llegado, sumando nuestra voz al de la gran mayoría de los colombianos, les pedimos que no se levanten de la mesa sin haber firmado un acuerdo de paz… sin haber alcanzado la paz, es la ilusión de un país y del mundo entero que hoy reclama un nuevo país, una oportunidad de vida y no de muerte, reclama gestos de paz, perdón y reconciliación, como el de “Zapato Fino” y su familia, el de FÉLIX MARÍA QUINTERO, como el de nosotros.

Cortésmente,



               

c.c.  

Doctor Sergio Jaramillo
Comisionado de Paz

Doctor Humberto de la Calle
Jefe de la Delegación del Gobierno Nacional en la Mesa de Conversación
         
Doctor Eduardo Montealegre Lynnet
Fiscal General de la Nación

Sr. Rodrigo Londoño Echeverri, “Timochenko”
Jefe de las FARC

Doctor Alejandro Ordoñez
Procurador General de la Nación

Doctora Navanethem ‘Navi’ Pillay
Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos

Doctor Fabrizio Hochschild
Coordinador Residente y Humanitario de la ONU en Colombia

Doctor Roberto Osvaldo Menéndez
Jefe de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la OEA

Monseñor Luis Augusto Castro
Presidente Conferencia Episcopal Colombiana

Doctor Alejo Vargas Velásquez
Centro de Pensamiento y Seguimiento al Proceso de Paz de la Universidad Nacional

Honorables Magistrados de Conocimiento
Tribunal Superior de Bogotá – Sala de Justicia y Paz

Honorables Magistrados de Conocimiento
Tribunal Superior de Barranquilla – Sala de Justicia y Paz

H. M. Carolina Rueda Rueda
Sala de Justicia y Paz de Bucaramanga

H. M. Zoraida Chálela Romano
Sala de Justicia y Paz de Barranquilla
                     
Doctor Carlos Fidel Villamil
Director Nacional Especializado de Justicia Transicional
Fiscalía General de la Nación

Doctor Giovanni Álvarez Santoyo
Fiscal 46 de Justicia Transicional

Doctor Juan Carlos Oliveros Corrales
Fiscal 10 de Justicia Transicional

Doctora Ana Fenney Ospina
Coordinadora Sub Unidad de Persecución de Bienes


Medios de Comunicación.


7 comentarios:

  1. 8 de agosto de 2014
    La W Radio, de Bogotá
    ​Salvatore Mancuso y ‘Diego Vecino’ solicitan participar en diálogos con las Farc en Cuba
    En una extensa carta al presidente de la República, Juan Manuel Santos, los desmovilizados jefes de las Autodefensas Unidas, Salvatore Mancuso Gómez y Edward Cobos Téllez, alias Diego Vecino, le solicitaron al mandatario permitir su participación en las negociaciones que se llevan a cabo con las Farc en Cuba.

    Los integrantes de ese grupo al margen de la ley, presos en una cárcel de los Estados Unidos y en La Picota en Bogotá, manifestaron que se suman a la gran mayoría de los colombianos para no suspender los diálogos hasta no firmar un acuerdo de paz, que es la ilusión del país, con el fin de terminar las muertes por el conflicto armado.

    La solicitud es hecha luego de que varias víctimas de las Farc y de otros grupos al margen de la ley están viajando a La Habana con el fin de participar en el proceso de paz entre el Gobierno Nacional y la guerrilla.

    Consideran Salvatore Mancuso y Edward Cobos que también fueron víctimas de las Farc y piden participar en los diálogos.

    ResponderEliminar
  2. Piden participar en diálogos de paz

    Dos importantes exjefes paramilitares en Colombia pidieron al presidente Juan Manuel Santos que les permita participar en los diálogos de paz que el gobierno adelanta con la guerrilla de las FARC en La Habana, señalaron ayer medios locales.

    Casos. Los desmovilizados líderes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) Salvatore Mancuso, preso en Estados Unidos por narcotráfico, y Edward Cobos, alias Diego Vecino, recluido en una cárcel en Bogotá, indicaron al mandatario que ellos también se sienten víctimas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y afirman que tienen experiencias que aportar al proceso de paz. "Fui objeto de extorsiones, amenazas, atentados, hurtos, abigeato, por parte de las FARC desde comienzos de la década de 1990", señala Mancuso en la carta dirigida a Santos y cuyo contenido fue difundido en los sitios web de varios medios colombianos.

    Avanzan convenio. El gobierno de Santos y las FARC avanzan desde noviembre de 2012 en Cuba un acuerdo de paz para poner fin a más de 50 años de enfrentamientos, en un conflicto armado que ha involucrado a guerrillas de izquierda, paramilitares de derecha, agentes del Estado y bandas criminales. /AFP
    http://www.eldia.com.bo/index.php?c=Internacional&articulo=Piden-participar-en-dialogos-de-paz&cat=360&pla=3&id_articulo=153246

    ResponderEliminar
  3. Mancuso y 'Diego Vecino' quieren participar en diálogos

    Los detenidos exjefes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) afirman que tienen experiencias que aportar al proceso de paz.
    Los desmovilizados jefes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) Salvatore Mancuso, preso en Estados Unidos por narcotráfico, y Edward Cobos, alias 'Diego Vecino', recluido en una cárcel en Bogotá, le pidieron al presidente Juan Manuel Santos que les permita participar en los diálogos de paz que se adelantan con la guerrilla de las Farc, asegurando que pueden contribuir en la búsqueda del fin del conflicto.

    "Fui objeto de extorsiones, amenazas, atentados, hurtos, abigeato, por parte de las Farc desde comienzos de la década de 1990", señala Mancuso en una carta dirigida a Santos.

    Cobos, candidato a salir en libertad por cumplimiento de la pena, también se declara víctima de las Farc y del ELN.

    En la misiva, los dos exjefes de milicias ilegales de extrema derecha, responsables de miles de muertos entre fines de los años 1980 y mediados de los 2000, solicitan "participar presencialmente de ese gran encuentro de perdón y reconciliación mutuo entre guerrilleros y exAUC, con quienes en el pasado también nos hicimos daño y les causamos tanto dolor a nuestras familia".

    Según Mancuso y Cobos, por su doble condición de víctimas y victimarios ambos pueden contribuir a construir un camino de la reconciliación.

    "Imploramos nos permitan un espacio en la mesa de negociación de La Habana, para pedir una vez más perdón a todos los colombianos", señalaron en la carta, que además de Santos tiene como destinatarios al fiscal general, al procurador y a representantes de organismos internacionales.

    Entre 2003 y 2006, unos 32.000 integrantes de bloques paramilitares se desmovilizaron masivamente en un acuerdo alcanzado con el gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010). Unos 1.700 permanecen en las cárceles colombianas, según datos de la Fiscalía.

    AFP.
    http://www.noticiasrcn.com/nacional-pais/mancuso-y-diego-vecino-quieren-participar-dialogos-paz

    ResponderEliminar
  4. Paramilitares piden participar en diálogos de paz en Colombia

    Exjefes paramilitares pidieron participar en los diálogos de paz entre el Gobierno de Colombia y las rebeldes FARC.

    En una carta que enviaron al presidente colombiano Juan Manuel Santos conocida este viernes en Bogotá, los excomandantes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Salvatore Mancuso y Diego Vecino, piden un espacio en la mesa para aportar su experiencia en desmovilización.

    Las AUC, acusadas de múltiples crímenes en el país andino, abandonaron las armas en 2005 a cambio de beneficios como penas bajas de prisión, aunque algunos reductos se reagruparon en lo que se conocen como bandas criminales (Bacrim).

    En la misiva, los ex jefes paramilitares se declaran “víctimas y victimarios”, tras señalar que fueron "reclutados y entrenados e hicieron parte de una política de Estado para enfrentar y combatir a la guerrilla".

    “Hicimos mucho daño a la sociedad civil, a nuestros hermanos, en esa lucha armada sin sentido, creyendo equivocadamente por quienes nos alentaban, que empuñábamos las armas de la patria y la libertad”, añadió el documento.

    Por ello, pidieron en nombre de los miles de desmovilizados que en el pasado los acompañaron en la guerra, “ser escogidos” entre las personas que se sentarán en la mesa de negociación en calidad de víctimas y exactores del conflicto.

    “Estamos seguros que por la doble calidad víctimas-victimarios que ostentamos, aunado a la experiencia de lo vivido y construido con nuestro proceso de paz y la ley de justicia transicional, nos permitirá aportar a la reconciliación", dijeron.

    El gobierno de Santos y las FARC sostienen desde 2012 negociaciones de paz en La Habana para acabar con medio siglo de conflicto armado interno, proceso que tiene a Cuba y Noruega como garantes y a Venezuela y Chile como acompañantes.
    http://noticias.starmedia.com/politica/paramilitares-piden-participar-en-dialogos-paz-en-colombia.html

    ResponderEliminar
  5. Mancuso y 'Diego Vecino' piden estar en la mesa de diálogos de La Habana

    Los exparamilitares Edward Cobos Téllez, alias "Diego Vecino", y Salvatore Mancuso, le pidieron al Gobierno por medio de una carta que los incluya como víctimas y victimarios en el proceso de paz con las Farc en La Habana.

    Desde las cárceles de La Picota y desde Estados Unidos, Mancuso y "Diego Vecino" le solicitaron al Gobierno que los deje asumir como gestores de paz.

    Mancuso afirma que fue "víctima de las Farc, objeto de extorsiones, amenazas, atentados, hurtos, abigeato… desde comienzo de la década de los 90, desde esa época vi morir por cuenta de la guerrilla a muchos amigos y a otros los observé abandonar sus propiedades", indica el exjefe paramilitar.

    Por otro lado, "Diego Vecino" asegura que fue "víctima de la guerrilla desde cuando era solo un niño, a la edad de los 12 años recibí un disparo en la cabeza de manos de un guerrillero del frente 20 de las Farc, luego en dos oportunidades fui secuestrado, la primera vez por el frente 37 de las Farc, secuestro del cual me fugué después de sufrir los vejámenes a los que fui sometido, el segundo secuestro fue a manos de un reducto del Eln, esa vez, pagué para que me liberaran", sostuvo el exparamilitar.

    En la comunicación dirigida al presidente Juan Manuel Santos y al jefe de las Farc, Rodrigo Londoño alias "Timochenko", entre otros personajes públicos, los dos exparamilitares se arrepienten de sus crímenes y señalan que el paramilitarismo fue una "política de Estado".

    "Cuando en el pasado nos sentimos amenazados por la guerrilla buscamos protección y ayuda en el Estado Colombiano, pues era la única instancia legal y constitucional a la cual recurrir, la respuesta fue que nos reclutaron, entrenaron e hicimos parte de una política de Estado para enfrentar y combatir a la guerrilla", indican en el comunicado.

    Y agregan "como miembros de las autodefensas combatiendo a la guerrilla hicimos mucho daño a la sociedad civil, a nuestros hermanos, en esa lucha armada sin sentido, hombres bajo nuestro mando dejaron viudas, huérfanos, a familias sin nada", indican los exparas.

    Los excabecillas de las Auc en los Montes de María y el Bloque Catatumbo ofrecieron además su experiencia en el proceso de desmovilización de más de 32.000 hombres de las Auc.

    "Somos víctimas y también victimarios, en nosotros convergen todas estas calidades, lo que sin lugar a dudas nos permite tener una visión, el conocimiento y una experiencia maduras que colocamos a su disposición, del Gobierno", indican en la carta.

    Por último, los exparas se mostraron dispuestos a pedir y recibir perdón por parte de las Farc, como enemigos en a guerra.

    "Imploramos nos permitan un espacio en la mesa de negociación de la Habana, para pedir una vez más perdón a todos los colombianos, a las víctimas de las Auc, y dada esa ocasión, participar presencialmente de ese gran encuentro de perdón y reconciliación mutuo entre guerrilleros y exautodefensas, con quienes en el pasado también nos hicimos daño y les causamos tanto dolor a nuestras familias", concluyen en la carta.

    http://www.lapatria.com/nacional/mancuso-y-diego-vecino-piden-estar-en-la-mesa-de-dialogos-de-la-habana-119966

    ResponderEliminar
  6. Paramilitares colombianos piden participar en diálogo con FARC

    Bogotá, 29 Ago (Notimex).- Los ex jefes paramilitares colombianos Salvatore Mancuso y Diego Vecino pidieron participar en los diálogos de paz que mantienen el gobierno y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

    En una carta que enviaron al presidente colombiano Juan Manuel Santos conocida este viernes en Bogotá, los excomandantes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) piden un espacio en la mesa para aportar su experiencia en desmovilización.

    Las AUC, acusadas de múltiples crímenes en el país andino, abandonaron las armas en 2005 a cambio de beneficios como penas bajas de prisión, aunque algunos reductos se reagruparon en lo que se conocen como bandas criminales (Bacrim).

    En la misiva, los ex jefes paramilitares se declaran “víctimas y victimarios”, tras señalar que fueron “reclutados y entrenados e hicieron parte de una política de Estado para enfrentar y combatir a la guerrilla”.

    “Hicimos mucho daño a la sociedad civil, a nuestros hermanos, en esa lucha armada sin sentido, creyendo equivocadamente por quienes nos alentaban, que empuñábamos las armas de la patria y la libertad”, añadió el documento.

    Por ello, pidieron en nombre de los miles de desmovilizados que en el pasado los acompañaron en la guerra, “ser escogidos” entre las personas que se sentarán en la mesa de negociación en calidad de víctimas y exactores del conflicto.

    “Estamos seguros que por la doble calidad víctimas-victimarios que ostentamos, aunado a la experiencia de lo vivido y construido con nuestro proceso de paz y la ley de justicia transicional, nos permitirá aportar a la reconciliación”, dijeron.

    El gobierno de Santos y las FARC sostienen desde 2012 negociaciones de paz en La Habana para acabar con medio siglo de conflicto armado interno, proceso que tiene a Cuba y Noruega como garantes y a Venezuela y Chile como acompañantes.

    ResponderEliminar
  7. Mancuso y ‘Vecino’ piden pista en La Habana

    En carta al presidente, aseguran que ellos hicieron parte de una política de Estado para enfrentar a la guerrilla.

    Si en las conversaciones entre el Gobierno y las FARC en Cuba han sucedido hechos insólitos, lo único que faltaba es que aparecieran los paramilitares. Y eso fue lo que ocurrió este jueves, con una carta que dos de sus más destacados representantes le enviaron al presidente Santos.

    Salvatore Mancuso, el otrora poderoso comandante de las AUC que ahora está preso en Estados Unidos, y Edwar Cobos, alias 'Diego Vecino', tras las rejas en Colombia y a punto de salir libre por cumplir su pena alternativa, dirigieron una sorpresiva misiva al presidente Santos en la que se declaran víctimas de las FARC y piden ser tenidos en cuenta en los diálogos de La Habana.

    Al mismo tiempo, y por primera vez, en la carta reconocen que el paramilitarismo fue una política de Estado.

    “Hicimos parte de una política de Estado para enfrentar y combatir a la guerrilla”, dicen, aceptando que hicieron “mucho daño” a la sociedad.

    Esta es la primera ocasión que hablan de esto jefes paramilitares de la talla de Salvatore Mancuso, el cordobés de origen italiano que comandó las Autodefensas Unidas de Colombia junto a Carlos Castaño.

    En la extensa misiva, que también enviaron al fiscal general, al procurador y a varios organismos internacionales, ambos manifiestan que, con su experiencia en el conflicto, pueden ser una herramienta clave en los diálogos de paz en Cuba.

    “Fui víctima de las guerrillas en Colombia y objeto de extorsiones, amenazas, atentados, hurtos, abigeato, etc., por parte de las FARC desde comienzo de la década de los 90. Desde esa época vi morir por cuenta de la guerrilla a muchos amigos y a otros los observé abandonar sus propiedades. Soy víctima del accionar de la guerrilla de las FARC”, señala Mancuso en la misiva.

    Como muchos otros perpetradores de violencia en Colombia, y como los mismos jefes de las FARC lo han hecho desde La Habana, el comandante de las autodefensas y autor de incontables masacres y asesinatos se declara, a su vez, “víctima”.

    Por su parte 'Diego Vecino' asegura: “Fui víctima de la guerrilla colombiana desde cuando era solo un niño. A la edad de los 12 años recibí un disparo en la cabeza de manos de un guerrillero del frente 20 de las FARC. Luego, en dos oportunidades fui secuestrado. La primera vez por el frente 37 de las FARC, secuestro del cual me fugué después de sufrir vejámenes. El segundo secuestro fue a manos de un reducto del ELN. Esa vez, pagué para que me liberaran. Soy víctima de la guerrilla de las FARC y del ELN”, precisa alias 'Diego Vecino'.

    Ambos antiguos paramilitares piden ser escogidos entre los que se sentarán en la mesa de negociación en Cuba en calidad de víctimas y como antiguos actores del conflicto armado.

    “Estamos completamente seguros de que por la doble calidad víctimas-victimarios que ostentamos, nos permitirán aportar de manera decisiva en la construcción del camino de la reconciliación”, dice.

    Los dos jefes paras llaman a las FARC y al Gobierno a no levantarse de la mesa hasta lograr un acuerdo y piden “participar presencialmente de ese gran encuentro de perdón y reconciliación mutuo entre guerrilleros y ex AUC, con quienes en el pasado también nos hicimos daño y les causamos tanto dolor a nuestras familias”, dicen en su carta.

    No es la primera vez que los paramilitares piden ser tenidos en cuenta en los diálogos entre el Gobierno y la guerrilla. No está claro si el Gobierno o las FARC están interesados en incluirlos.

    http://www.semana.com/nacion/articulo/paramilitares-piden-participacion-en-el-proceso-de-paz-con-las-farc/400767-3

    ResponderEliminar

Otros Comunicados