viernes

Los exAUC y sus Derechos Políticos



Apreciados Lectores, su opinión nos interesa y le interesa al País y al Mundo que ve con ojos de esperanza y corazón pacífico la posibilidad de alcanzar en Colombia una Paz justa y completa, estable y duradera, fruto de Acuerdos y Negociaciones con todos los actores del conflicto armado, sin sesgos ni exclusiones. 

Como resultado de negociaciones y acuerdos concertados, los diferentes actores armados y organizados de conflictos internos, desmovilizados en todo el mundo en virtud de Acuerdos de Paz y Reconciliación con los Gobiernos de turno, una vez satisfechos sus compromisos legales y a Paz y Salvo con la Justicia, recuperan la condición plena de ciudadanos del Estado, sujetos de derechos y deberes en plano de igualdad ante la Ley, incluidos los derechos políticos de elegir y ser elegidos, a título individual y como integrantes de partidos y movimientos sociales y políticos. 

Siendo esto así, 

¿Sabía usted que los Postulados a la Ley de Justicia y Paz, ex integrantes de las extintas AUC –Autodefensas Unidas de Colombia, tras el pago de sus penas y cumplidas sus condenas, están recuperando a cuentagotas su libertad pero permanecen aún totalmente privados del ejercicio de sus derechos políticos?

¿Comparte usted que con su exclusión y proscripción política se está vulnerando y cercenando derechos humanos y civiles indubitables en su calidad de excombatientes juramentados solemnemente -en el marco del Proceso de Paz y de los Acuerdos con el Gobierno del expresidente Álvaro Uribe- por el compromiso irreversible de abandonar la lucha armada y entregar sus fusiles a cambio de poder aspirar en democracia y sana lid -y en igualdad de condiciones con sus antiguos enemigos durante la guerra- a los votos y ejercicio pleno de la actividad política al amparo de la Ley y la Constitución?

Muchas gracias por su participación en este Foro Permanente “Reconciliémonos Colombia”.

Clic aquí para registrar su comentario

13 comentarios:

  1. Es indescriptible la desigualdad en los dos procesos (AUC -FARC), Considero que estos dos actores actuaron de la misma manera durante el conflicto; no entiendo como ahora unos si tienen que pagar, pedir perdón, resarcir e ir a la cárcel, mientras los otros van a ir directamente al congreso. Considero que de alguna manera, las personas que fueron de las AUC, bajo la ley de justicia y paz han dado mucho más que las FARC y deben ser tenidos en cuenta o debe haber alguna intersección entre estos actores.

    ResponderEliminar
  2. Las condiciones de la verdadera paz, exige igualdad ante la ley para todos los actores armados, así como le esta permitido ejercer los derechos políticos a los desmovilizados de las FARC-EP considerando el narcotrafico como determinante para la lucha subversiva, es un derecho de igualdad ante ley que los EXAUC también puedan ejercer los derechos políticos, como expresión antisunbersiva, de lo contrario no se estaría configurando la verdadera paz social y política,que añoran los colombianos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo señor Ever, además que dejar un actor por fuera, sería el promover más desigualdad en este país aún más de la que tenemos

      Eliminar
  3. Los desmovilizados de las AUC que tengan vocación política deberán agruparse y consolidarse como colectivo Constructor de Paz e insistir y persuadir con argumentos irrefutables a los ojos del Derecho, ante instancias nacionales e internacionales de probada objetividad y competencia, para que se reconozca en la legislación colombiana su condición de actores de un proceso de paz debidamente adelantado y formalizado por el Gobierno de entonces, donde la justicia transicional de Justicia y Paz debió haberles reintegrado a la sociedad con pleno derecho al ejercicio efectivo de la totalidad de los derechos civiles y políticos de los que gozaban hasta antes de involucrarse en el conflicto armado interno, todo esto en un plano de igualdad con el resto de los ciudadanos, incluidos quienes fueron sus enemigos durante la guerra.

    ResponderEliminar
  4. Realmente es un contrasentido que a un actor del conflicto como lo fue las AUC se les quiera cercenar los derechos políticos para satisfacer el afán de poder de la izquierda que no quiere contendores; a los desmovilizados de las UAC se les aplica el derecho internacional humanitario en su justo castigo por los crímenes cometidos, el gobierno negocio con ellos amparado en ese mismo derecho internacional, pagaron por sus crímenes, delataron sus bases políticas y aun así continúan muertos políticamente. Hay que recordar la frase de Enrique Santos Calderón (hermano del presidente Santos) al inicio del proceso de paz con las FARC "dejar algún actor armado fuera del proceso de paz, es dejar sembrada la semilla de un nuevo conflicto". Nada más real que lo que está pasando con los desmovilizados de las Autodefensas a quienes petición de la izquierda se les asesino políticamente mediante la ley 1424 de 2010 por la cual se condenó a todos los desmovilizados que habían sido amnistiados, con el único fin de sacarlos de la contienda política por prohibición constitucional; después de ser condenados mente se los abandono a suerte cual parias sociales. En igual sentido quienes se postularon a las leyes 975 de 2005 y pagaron 12 años de condena entre muros, salieron sin ningún derecho a exponer sus ideas políticas, mientras que a las guerrillas de izquierda por poco se les entrega el país. Por una paz integral el estado debe abrir espacios y ceder, dicen los gobernantes, senadores y otros tantos mamertos; de cual paz integral, estable y duradera se habla cuando se excluye a uno de los actores armados y políticos del conflicto como lo fue las AUC, me atrevería a pronosticar que más temprano que tarde por la ambición de la izquierda, la ceguera y mezquindad de la clase política y el miedo de la derecha en defensa de sus ideales, vendrá otra guerra y se repetirá la historia, otras violencias que revindican orfandades políticas, jurídicas y sociales que quedaron sin resolver por hacer una paz solo para unos pocos y no una que llenara las expectativas de las mayorías. Finalmente, un interrogante: ¿Existen delitos buenos y malos, existen criminales ángeles y criminales demonios, hay víctimas de primera y de segunda o será que unas y otras padecen un dolor distinto ante las heridas y vacíos que les dejo la guerra?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada bueno se puede derivar para la democracia colombiana de la proscripción política de aquellos ciudadanos colombianos que se organizaron y armaron como autodefensas para defenderse de la doble tenaza constituida por la agresión guerrillera y la incapacidad del Estado para asegurar su vida, honra y bienes... si ingresaron a la ilegalidad para asumir la defensa de sus personas, familias y bienes, una vez regresados a la legalidad, y satisfechas las exigencias de Justicia Transicional, nada ni nadie debe impedir su libre ejercicio de la totalidad de sus derechos ciudadanos y políticos. No deben existir desmovilizados de primera y segunda categoría, sino desmovilizados en pie de igualdad ante la ley

      Eliminar
    2. El perdón y la reconciliación son temas de mucha relevancia para los países en general y para los colombianos en particular. Hemos anhelado el final del conflicto armado por varias décadas y solo recientemente hemos visto las primeras semillas en el proceso de paz. Como ciudadanos, en este momento coyuntural estaremos oyendo estas palabras perdón y reconciliación de manera frecuente. Por esta razón, somos los padres, madres y cuidadores de los niños, niñas y adolescentes quienes estamos llamados a ayudar a nuestros hijos a ver situaciones como las que hemos descrito como como oportunidades de aprendizaje.

      Eliminar
    3. En el actual proceso con las Farc el perdón y la reconciliación solo está previsto y de manera parcial entre víctimas y victimarios. Está quedando por fuera el necesario Perdón y Reconciliación entre los ex combatientes y antiguos enemigos que se enfrentaron en la lucha armada: guerrillas y autodefensas, guerrillas y militares, e incluso autodefensas y militares... asistimos a un Perdón y Reconciliación muy estrecho, limitado y para peor sesgado... el Perdón y la Reconciliación deben ser extendidos, amplios, generosos y sin exclusiones, invitando a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que están ansiosos por participar

      Eliminar
  5. Reconciliar a 48 millones de habitantes, comienza por definir quiénes son los ofendidos. Y ello son las víctimas de las AUC, de las Farc, del Eln. Los victimarios deben reconocerse como tales. Y esa confesión de obra y demostrar que hay arrepentimiento, es decir el principio de la no repetición, son las coordenadas políticas y morales para avanzar hacia una presunta reconciliación. Es deducible que la reconciliación es entre víctimas y victimarios, entre ofendidos y ofensores. Es ilógico y tramposo extender la calidad de víctimas a los 48 millones de colombianos. Por dentro de esa tesis hay una victoria política y ética de los victimarios:se colocan con el mismo rasero de víctimas "del sistema" y por ende están limpios de todo delito. Los colombianos que no somos victimarios aplaudimos la reparación y la reconciliación donde cada categoria sea respetada, y acompañamos a las víctimas en su reclamo.¿Acaso no es un engaño que aparezcan caletas con bienes distintos a los usuales de la guerra como dinero, y se mantenga la posición de que no hay bienes para la reparación? Y faltan 900 caletas.....

    ResponderEliminar
  6. Insistire hasta la saciedad, hasta que los oidos sordos de la clase politica y dirigente del pais, hasta que la intransigencia y odio enceguecedor de las guerrillas les haga entender a unos y otros que la unica paz estable y duradera se llama Inclusion social en todos los ambitos (sociales, economicos, juridicos y politicos) para todos sin escepcion. Es decir para las victimas de conflicto (las 16 curules especiales debe ser para las victimas de FARC) para los desmovilizados de AUC, ELN, EPL, PRT, BATEMAN, M19 donde todos seamos tratados bajo el mismo racero; esa es la real y duradera paz, una integral donde todos quepamos. LO CONTRARIO ES EXCLUYENTE, ES PROLONGAR LA GUERRA, ES DEJAR HERIDAS ABIERTAS QUE SIN DUDA CONLLEVARAN A NUEVAS FORMAS DE VIOLENCIA, MAS DESGARRADORA QUE LA ANTERIOR y lo mas doloroso nuestros hijos y nietos seran las proximas victimas y los proximos victimarios.

    ResponderEliminar
  7. ExAUC no son ni fanáticamente uribistas ni furiosamente antiuribistas, son un movimiento político en gestación, paso a paso...

    ResponderEliminar
  8. Me da pena desilusionar a los autores de estos escritos, pero tenemos que ubicarnos en que parte del globo estamos y de quiénes somos las marionetas. Existe una élite mundial que interviene en estos asuntos y en la mayoría de los casos no nos damos por enterados. Por alguna razón (y no quiero pensar en el comunismo), estas élites son las que han obligado al presidente Santos a tomar las decisiones con respecto a este proceso y tener a las Farc en el lugar de privilegio en que se encuentran y a donde quieren llegar con ellas. Como primero, hay cambios en el código que deben seguir nuestros uniformados, donde a la más mínima falta los están desvinculando del aparato, todo porqué? porque necesitan espacio para los que vienen del monte, ya con la mente adoctrinada según sus conveniencias, y como la fuerza bruta no es suficiente, ahora van a tener la fuerza política sin mover ni un solo dedo, ahí está lista la mezcla ideal.. No sé ustedes pero esto no huele bien.

    ResponderEliminar
  9. Buenas tardes, acabo de ver un comunicado o panfleto como lo quieran llamar, el punto aqui es que ese tipo de cosas no contribuye en nada a la consolidacion de una paz a largo plazo, y es justo el momento de hacer un llamado energico y vehemente a todas las personas que de una o otra manera estan construyendo a la paz, particularmente al gobierno nacional y a las FARC. El llamado es a la sensatez y a la reflexion, para que paren ya y de raiz todo fenomeno de guerra, creo que Colombia no se merece un muerto mas ni un desplazado mas, deben mirar con lupa este asusto sin subistimar a ningun grupo armado o desmovilizado, y se beben brindar garantias de igualdad y proporcionalidad, debemos eliminar estigmas, y dar la mano y traer al seno de la sociedad a todos los actores del conflicto armado en Colombia, debemos acabar con los paradigmas de que es que aqui a este lado hay unos victimarios buenos y a este otro lado hay unos victimarios malosm NO¡¡ Aqui de lo q se trata es que toda la sociedad en una sola voz le digamos al gobierno nacional y a la cumunidad internacional y a todos los organismos que aqui hay un pueblo cansado y mamado de enterrar a sus hijos por culpa de la insensatez de unos pocos, por eso el llamado es para que incluyan a todos los actores del conflicto en este proceso que va en marcha, de no hacerlo las concecuencias seran nefastas peor que la ya vividas en estos casi 53 años de confrontaciin donde los muertos y desaparecidos los puso el pueblo de a pie de Colombia, matandonos entre los de abajo, mientras las elites politicas y economicas llenaban sus cajas fuertes de dinero manchado con la sangre de nuestro pueblo, ya basta de odios, exclusiones y recriminaciones, dejar por fuera del proceso de paz a las BACRIM Gaitanistas) y a los cobijados de la ley de justicia y paz y demas grupos armados sera hacer una paz a medias y eso sera sumamente grave para Colombia; el llamado es la practica de la teoria de principios y pensamientos de nuestros antecesores, trabajen y piensen en Colombia, ese es el fin de la politica servir a los interese de todos y no de unos pocos.

    ResponderEliminar